Cómo trabaja El Programa. Si logro practicar El Programa iré consiguiendo lo que me dice el Paso Dos, que recuperaré el sano juicio. Lo que significa que podré ir haciendo de lo que quiero, lo que me conviene. Con esta nueva actitud pensaré mejor, diré cosas que no generen tantos conflictos, me enfadaré menos, no manipularé a los demás para conseguir lo que quiero, intentaré no imponer mi punto de vista a los demás. Hacer lo que me conviene, ese es el camino de la buena vida. El sano juicio me ayudará a liberarme de las sustancias que me perjudiquen, drogas, alcohol, tabaco, grasas, azúcares; también con el tiempo me ayudará a liberarme de otras cosas, más difíciles de identificar, que no me convienen, como de la tv, películas, programas, publicidad, libros que generan violencia,. El sano juicio me ayudará a liberarme de lo que no me conviene, como de mis defectos de carácter, esa parte mía con la que hago daño, a mí, a los demás. Si continuo El Programa recuperaré el sano juicio, que me ayudará a identificar las personas que me perjudican y las que me hacen estar mejor, ser mejor. El sano juicio logra que identifique qué cosas, situaciones, qué lugares debo de evitar, me lleva a ver mis debilidades, me hace ver que soy vulnerable. El sano juicio desenmascara a la razón para hacerme ver, que lo importante no es llevar razón, sino que haga y diga lo que me conviene para estar bien conmigo, estar bien con los demás. Sentirme integrado, amar, dejar que me amen. El sano juicio me acerca a la buena vida.