Mi sano juicio me ayuda a ver que la imperfección es sana; querer ser perfecto, tóxico. Asumo que viviré con muchos defectos. Buscar mi sano juicio, con la ayuda de mi Poder Superior, La Naturaleza, para tomar la mejor decisión; cuáles de los defectos de carácter que puse en mi inventario estoy dispuesto a liberarme; cuáles los que puedo aplazar, cuáles no son tan importantes como para tenerlos en cuenta, y cuáles son de los que no quiero liberarme porque me siguen aportando cosas que valoro, aunque puedan tener malas consecuencias. La forma de entender este paso se basa en que mis fuerzas son muy limitadas para abordar todos, pero con dos defectos de carácter quizás lo logre. Este paso es muy importante, no por el tiempo que me llevó hacerlo, lo es por el camino que comienzo, uno que me llevará años recorrerlo, lograr liberarme de esos dos defectos de carácter. No sé porqué con las adicciones se produjo como un milagro, una liberación total al tomar contacto con El Programa, con los grupos; quizás, la derrota total fue porque con ellas hice mucho daño, a mí, a los demás. Con los defectos de carácter no es así, es una transformación personal diferente, necesito un cambio de hábitos, un trabajo diario. Este paso sexto no me pide que siga profundizando en mis defectos de carácter, que siga conociéndome, eso ya lo he hecho en los pasos anteriores, lo que me pide este paso sexto es que tome una importante decisión, la que me acercará a la buena vida.