Si no hago por vivir mi vida viviré la vida de los que me rodean. Necesito tener una vida con proyectos que me ilusionen, que me den la energía para moverme hacia actividades que me aporten cosas buenas. Cuando mi vida no tiene proyectos no hay nada que me haga moverme y tiendo a ver la vida a través de los ojos de los que me rodean, eso me lleva a intentar controlar sus vidas, lo que me produce frustración y a ellos rechazo. A nadie le gusta que le controlen todo lo que hace, necesito no tomar sus proyectos como si fueran los mios, vivir mi vida a través de sus vidas. Por eso necesito tener una actitud valiente, sin temor a perderlos, darle un sentido a mi propia vida. Esta es la mejor manera de no estar resentido con la alegría de los demás. Ser yo el principal protagonista de mi vida, sentir que tengo una vida y que quiero vivirla. Para esto necesito ilusionarme con algo, una actividad que me aporte cosas buenas, como el contacto con las personas y con la Naturaleza, que me haga sentirme más vivo. Necesito ser consciente de lo que me ayuda a tener un estado de bienestar, hacer acciones que me aporten cosas buenas y evitar las que me perjudican, no agredirme. Necesito ser consciente de lo que vivo y no dejar que la vida sea como una carga, como algo que tengo que soportar , necesito sentirme el protagonista de mi vida , de mi propia vida.