El sentido del taller es trabajar los pasos con la ayuda de alguien que lleve tiempo en El Programa y los haya trabajado. Creo que lo que motiva a crear un taller es la dificultad que hay en los grupos para encontrar a un padrino o madrina que lleve suficiente tiempo, al menos 18 años, haya trabajado El Programa y esté dispuesto a ayudarnos. Uno de los problemas de los grupos es la falta de personas que están dispuestas en apadrinar; los motivos son muchos, excepto las pocas personas que llevan tiempo en El Programa, la mayoría no se sienten capaces de poder ayudar en el trabajo de los pasos, el compromiso de atender en cualquier momento a quién lo solicite y no siempre para trabajar los Pasos sino para asuntos particulares, las intenciones ocultas de buscar amistad o relaciones en vez de trabajar El programa. La persona que asume llevar el taller está realizando el servicio de padrinazgo de una manera más organizada, llegando a más personas, logra que se ayuden unos a otros. “Los intentos a medias de trabajar los pasos por lo general nos dejan mal y los cambios pueden durar poco”, esta frase del libro verde me lleva a pensar que El Programa no está pensado para hacerlo en un determinado tiempo, esta hecho para que cada uno avance a su velocidad. “La codependencia es un programa engañoso y devastador que requiere soluciones simples y específicas” El Programa me lo pone fácil, soy yo el que lo complico. Trabajar los Pasos con ayuda nos acerca a la buena vida.