Esta es la segunda vez que hago el Paso Cuarto; en la primera hice un inventario minucioso de mi vida, de mi naturaleza, era la primera vez que lo hacía, necesitaba saber quién soy, cómo soy. En aquel momento aparecieron bastantes defectos de carácter, unos que me perjudicaban más, otros menos. Esta es la segunda vez que hago un paso cuarto; me he beneficiado de estos 25 años que llevo en El Programa, parto ya de un conocimiento de mí mismo que llevo trabajándome desde entonces. El motivo por el que he vuelto a trabajar este paso es que he sido más consciente de mí, he visto como hay otro defecto de carácter que la primera vez me pasó desapercibido y ahora se me está manifestando a través de mis conflictos con los demás. Son las personas las que me hacen ver la parte que no me gusta de mí, de la que siempre había huido, refugiándome en sustancias, adicciones. Ahora para afrontar de nuevo el cuarto paso lo he hecho sobre la base del conocimiento que tengo de mi mismo, para verme solo en lo que me aparta de los demás, mi impaciencia. Ahora puedo ser consciente, sin castigarme por ello, como mi impaciencia ha hecho daño, a mí, a los demás. Ahora puedo dar el Paso Quinto para intentar perdonarme por ello, comenzar una nueva etapa en mi vida, sin arrastrar el sentimiento de culpa que tanto daño hace, que me impide tener buenos sentimientos hacía mí, quererme. Confío que este Paso Cuarto me acerque a la buena vida.