Estos pasos de El Programa tienen la finalidad de acercarme a la buena vida, para eso necesito trabajarlos, trabajarme. Son unos cambios en mi personalidad, en la forma de manifestarme, que van puliendo mis partes malas, las que hacen daño, a mí, a los demás, haciéndome mejor, más diferente a los demás, más yo mismo. Aunque con este Programa busque mi mejor yo, lo que me acerca a la buena vida es poder conectarme con los demás. Es la relación con los demás, sentirme aceptado, querido, sentirme parte de todos, de todo, lo que me acerca a la buena vida. Para conseguirlo estoy siguiendo el camino de la derrota, de aceptar, que aunque tenga razón, hay emociones que me perjudican, que mi sano juicio me pide que me derrote ante ellas. Es a través de la derrota como yo llego a mi mejor parte, a la que hace que me sienta único, la que busca tener relaciones sanas, afectivas. Es el menospreciado valor de la derrota el que me está ayudando a buscar dentro de mí lo que puede mejorar, lo que hace que me encuentre más a gusto conmigo. Según me relacione conmigo, según me sienta, así serán mis relaciones con los demás. Buscar mi identidad, tener una buena relación conmigo, integrarme con todos, con todo, es lo que me acerca a la buena vida.