Ante mis defectos de carácter, porqué no hago como los demás, socializarlos. Hablar en términos de, es que somos, cuando hacemos, siempre que decimos; así no revelo mi verdadera identidad, disperso mi parte oscura entre todos los habitantes de este planeta. Acusar a otros de mis propios defectos de carácter; porqué no digo que yo soy uno más de todos los que padecen esos defectos. También podría hacer lo que los demás, justificarme, con acciones similares de los demás. En el fondo de todo esto está la soberbia, que impediría declararme culpable del daño que causo. No querer ver, no querer reconocer me permite seguir viviendo en un mudo de máscaras, esclavo de mi parte oscura. La grandeza de este Programa es la honestidad, necesaria para dar el primer paso, para continuar la recuperación por los siguientes pasos. Sin la honestidad no podría liberarme de mis comportamientos, esos que hacen daño. Es el reconocer mis defectos lo que me llevará a liberarme de ellos. La honestidad me ha llevado hasta este Paso Siete, es en él donde tengo que conocer cómo se manifiestan mis defectos, poder identificarlos, reconocerlos. Pero no lo puedo hacer si los diluyo entre todos, si no los asumo como míos exclusivamente. Solo a través de un reconocimiento honesto de mi persona puedo comenzar a vivir conmigo, con mis virtudes, con mis defectos. Los temores pierden fuerza, siempre tendré a mi Poder Superior, la Naturaleza, que me acompaña hacia la buena vida.