No me encuentro bien cuándo me dejo avasallar, cuando no defiendo mis derechos, cuando veo que están abusando de mí sin hacer nada, cuando espero más de lo que debería; derrotarme ante mi impaciencia no es quedarme pasivo ante todo esto, es poder decir lo que pienso sin conflicto, derrotarme ante la impaciencia para poder manifestarme; solo cuándo la situación va más allá, aunque lleve razón, me callaré o me iré, ningún motivo justifica el conflicto, entrar en él es una actitud mía ante la que siempre pierdo, no se trata de si la otra persona pierde más o menos que yo, siempre pierdo yo. La impaciencia se manifiesta de forma diferente a otros defectos de carácter, cuando entro en Ella es como un bucle del que me cuesta salir; no lo hace como otros, de forma puntual, Ella es menos intensa, es más duradera, me hace caer en pequeños o grandes conflictos constantes. La importancia de saber que estoy en el camino adecuado para liberarme de la impaciencia; tener la esperanza de que con ayuda de El Programa, de este Paso Siete, de los grupos, podré derrotarme ante ella, evitar que se manifieste. Este es el camino que ya he andado antes para otros defectos de carácter, esos de los que siento que me he liberado, solo por hoy, aunque hayan tenido que pasar muchos años. Este es el camino que me puede llevar a liberarme también de la impaciencia; lo que me pide El Programa es que sea honesto conmigo, que ponga toda mi buena voluntad en seguirlo.