Para poder avanzar en este paso necesito identificar la impaciencia, intuir cómo con muchas de las sensaciones negativas que me apartan de los demás, unas un poco, otras mucho, detrás se esconde la impaciencia. Son cosas que digo, que hago, cuando noto que algo incomoda, a mí, a los demás; puede ser algo tan simple como querer terminar algo que tengo entre manos, a algo mucho más conflictivo como querer cambiar, ya, la actitud de alguien para que los dos podamos vivir mejor. La impaciencia en muchas ocasiones se me manifiesta de una manera clara, como ante un grupo de personas donde tenemos que tomar una decisión, pero la mayoría de las veces me pasa desapercibida, dándome cuenta después o siendo ajeno a ella del todo, pero sintiendo sus consecuencias. Para poder avanzar en este Paso Siete voy a necesitar hacer un mayor esfuerzo, primero estando más atento en las relaciones conmigo, después con los demás; anotar cada vez que se manifieste la impaciencia, describirla, sin criticarme por ello, felicitándome por desenmascararla, por ir dejándola sin sitios donde esconderse. Darme cuenta, más, de mis comportamientos, primero hacia mí mismo, después hacia los demás, me ayudará. Durante mis 24 horas hago, digo muchas cosas, unas me acercan, otras me alejan de los demás; cuando manifiesto la impaciencia lo que consigo es alejarme; cuando consigo conocer a la impaciencia lo que me permite es aprender a tener relaciones sanas, afectuosas, acercarme a la buena vida.