El motivo por el que me he puesto a trabajar El Programa ha cambiado, comenzó siendo una actitud de ayuda a otros para convertirse en mi propia recuperación. Verme incapaz de ayudar a quien deseo, de conseguir mis propósitos a largo plazo, son los dos motivos que me han llevado al estado de humildad en que me encuentro. Cómo iba a saber que a través de la humildad iba a superar el temor, que cuando superara el temor iba a conseguir la liberación, que es a través de la liberación cuando logro conectar mi mejor parte con la de los demás. Todo esto no lo puedo lograr sin la ayuda de mi Poder Superior, Dios, la Naturaleza. Sé que para liberarme de mis defectos de carácter necesito mirarlos de cara, todavía no me atrevo sin agredirme, necesito mantenerme en este paso. Necesito dar forma a mi Dios, cuanto más comparta sobre Él, cuanto más salga a la Naturaleza, cuanto más haga por conectarme con Él más sentiré su amor. Es el amor que sentiré de Él lo que me permitirá quererme, de Él parte el amor que yo siento, el amor que puedo dar a los demás. Este paso abre mi esperanza a ser mejor, a sentir que puedo conectar mejor con los demás. Debo tener paciencia, se manifestará con toda su fuerza cuando Él lo decida, yo sé que en ese momento me lo hará saber, será el momento de pasar al cuarto paso; mientras, sigo viviendo solo por hoy, dejando lo que pase en sus manos. Él me acerca a la buena vida.