En este paso no debo de tomar decisiones importantes, me basta con vivir mis 24 horas mirando por mi bienestar, físico, mental, emocional, espiritual. A las personas que me acompañan en mi vida no tiene sentido querer mejorarles, por ahora, su vida, cuando mi estado actual es el de intentar mantener mi propio equilibrio. Tengo que ser generoso conmigo, agradecido del trabajo que estoy haciendo para ser mejor, para poder tener relaciones sanas y afectuosas; no debo de llevarme a situaciones límite, donde puedo perder el control de lo que digo, de mi comportamiento, de lo que hago. El programa me promete que si hago los pasos podré, además de ayudarme a mí, ayudar a los demás. Me basta con vivir solo por hoy, dejando que los buenos sentimientos de la gente me lleguen, mostrando los míos, poniendo mi buena voluntad en lo que hago, aceptando lo que suceda como algo inevitable sobre lo único que me queda es aceptarlo, sin autocompasión, y volver a poner mi buena voluntad para que mejoren las cosas. Mi Poder Superior me demuestra sobre todo los buenos sentimientos de la gente, la peor parte de las personas aunque son las que más me llaman la atención, son las menos, por eso me llaman más la atención porque los buenos sentimientos de las personas prevalecen, hacen que la vida continúe, que vivamos más, mejor. Mi Poder Superior me demuestra su afecto a través de lo que vive, animales, vegetales, me hace sentir que pertenezco a este mundo, me acerca a la buena vida.