Amo cuando intento hacerme mejor persona; El Programa me enseña cómo; cuando intento ayudar a ser mejor a las personas que están cerca de mí, sin hacernos daño, cuando me sacrifico por mí, por ellos, sin esperar recompensa, sin renunciar a mi proyecto de vida, a mis sueños. Amo cuando me reconozco en los demás, en su humanidad, en su parte buena, en su parte mala. Cuando veo a los demás no como un medio para conseguir mis fines, sino fines en sí mismos; no sujetos a manipulación para satisfacer mis necesidades, de seguridad, de afecto, sino capaces de hacernos la vida más alegre, mejor. Sentirme unidos a todos, a todo lo que vive. Amo cuando logro perder el temor a lo que me suceda, a cómo me traten los demás; cuando intento tener relacionas sanas y afectuosas. Cuando demuestro amor a mi pareja basado en el compromiso, en la confianza, en los acuerdos, en el sacrificio, en el deseo, cuando demuestro amor a mi familia ayudándoles en su proyecto de vida, a mis amigos con atención, humor, aventura, a todos sintiéndome unidos a ellos, con agradecimiento, con empatía, sabiendo poner límites, a mí, a los demás. El programa me dice que es el amor a mí mismo el primer requisito para amar a los demás. Llegar a conseguir ese amor que me permite ayudar a los demás sin que acabe haciendo el mal; ese amor desinteresado, el que ayuda a paliar el sufrimiento. El Programa me hace la promesa de que si avanzo en los pasos llegaré a sentir este amor, me acercaré a la buena vida.