Aprender a amar. La finalidad de El Programa es llegar a ser felices y solo se puede llegar a eso a través del amor. El problema es que el amor no me llega por tropezar con él, ni por la suerte, me llega si me lo trabajo, a conciencia. Lo que me ha llevado a los sitios más oscuros ha sido mi incapacidad de amar, sin ella necesitaba el alcohol para poder relacionarme con los demás, con los amigos. Mi incapacidad de amar, de verdad, me llevó a la codependencia, para mantener a mi familia, a mi pareja. El principal motivo de mi instinto de autodestrucción es el no saber amar, esta incapacidad hace que tenga pensamientos, que diga cosas, que tome decisiones que van en mi contra, que hacen daño, a mí, a los demás. Al intentar aprender a amar voy cambiando esos hábitos autodestructivos por otros que me hacen el bien. Ahora soy consciente que es mi incapacidad de amar lo que me aísla de los demás; necesito aprenderla. El Programa me ofrece una solución, trabajosa, larga; otros la han recorrido con buenos resultados. Aprender a amar es lo que me propongo, para ello necesito avanzar en los pasos; necesito superar los temores, tener metas a las que dirigirme, tengo que ser valiente para avanzar por el camino, sin importarme el resultado. Para aprender a amar tengo que ponerme en acción, por sí solo el amor que necesito no vendrá; un amor de verdad solo lo podré conseguir si logro conocerme, sin intentar ocultarme nada; primero conocerme, después perdonarme, solo así podré quererme; acercarme a la buena vida.