Este paso me ayuda en una de mis malas 24 horas, me encuentro emocionalmente mal, con angustia, temor, todo lo veo negativo y pierde sentido la vida. Este paso me dice que me sucederán cosas buenas y malas, que tengo que aprender a soltar cuando las cosas no salgan como yo quiero. Este paso me libera de mi ego. Me enseña a aceptar las cosas malas que me van pasando durante las 24 horas. El motivo por el que puedo soltar, dejar mi voluntad y mi vida en manos de mi Poder Superior es porque ya en el segundo paso acepte que había perdido el sano juicio, que haría por recuperarlo, evitar hacer cosas que me perjudiquen, a mí, a los demás. Siento que tengo más libertad pero lo que me pase, lo bueno y lo malo, va a depender de mi sano juicio y de algo de suerte. Mi Poder Superior me dice que no me angustie por el futuro, que ponga mi vida en sus manos, que suelte, que disfrute aunque sólo sea de estar vivo, de sentir la vida, solo por hoy hacer las cosas que no me perjudiquen, esto es fundamental, poner mi voluntad y mi vida al cuidado de mi Poder Superior intentando recuperar el nuevo hábito del sano juicio. Parar y pensar antes de actuar, liberarme de lo que quiero, hacer lo que más me conviene. Al principio tener una vida más contemplativa es muy buena actitud, hasta que el hábito del sano juicio se vaya consolidando. Aun así saldrá mi comportamiento autodestructivo pero con la ayuda de este paso podré soltar, aceptar lo que pase, acercarme a la buena vida.