Mis relaciones con los demás llegaron a un estado de desconfianza que me hacía sentir como que me engañaban, yo les hacía sentir que no estaban siendo honestos conmigo; cuando aparecía este sentimiento mostraba mi peor parte, esto me fue llevando a la soledad. Con la desconfianza fui creando un espacio cada vez más grande entre los demás y yo. He tenido que ser consciente de esto para poder soltar, esta es a solución. Pero para poder soltar he tenido que derrotarme ante la desconfianza; cuando aparece es la alarma que me dice que estoy intentando controlar la vida de esa persona; derrotarme ante ese defecto de carácter; soy impotente ante esa emoción, no importa si llevo o no razón, derrotarme ante la desconfianza me ha permitido soltar, dejar de intentar controlar sus vidas. Es una de las actitudes mas importantes que me ha servido para superar el miedo, ser fiel a mi mismo, dedicarme a vivir mi vida, sin intentar manejar la de los demás. Mi nueva actitud no es pasota, es más interesada en que las relaciones funcionen, ser más asertivo, mostrar mi mejor parte cuando planteo algo que me incomoda, haciendo sentir a la otra persona que podemos mejorar nuestra relación, sin imposiciones, sin malas formas; sino es mejor dejarlo para otro momento o para siempre. Derrotarme ante la desconfianza me hace más libre, ver la vida de otra manera, dejar de vivirla a través de los demás, dejar de tener miedo a que me abandonen, pero para eso necesito sacar mi mejor parte, la que me acerca a la buena vida.