Soy consciente de que la peor de las situaciones es el aislamiento, es lo que más perjudica a mi salud mental y física. Estoy viendo como las relaciones personales es lo que más me influye para la buena vida; sobre las relaciones de mis círculos próximos entiendo que no pueden ser muchas ya que una buena relación supone compartir nuestros objetivos o fines, hacerlos míos y eso requiere un tiempo de mi parte, por eso tengo que valorar más la calidad de ellas que la cantidad; el número de relaciones que tenga debe ser más afín en cuanto a compartir objetivos y no debe ser tan importante el que sean numerosas y con intereses diferentes. Lo que me aporta de bueno las relaciones no es por la cantidad de ellas, sino por el sentimiento mutuo de afecto. Ya que las relaciones me aportan tanto angustia como alegría debo saber escoger bien ya que una relación que me produzca angustia me afecta negativamente a mi salud mental y física, sin embargo una que me produzca alegría me afecta positivamente a mi salud mental y física , por eso para acercarme a la buena vida debo saber elegir bien a las personas que están en mis círculos próximos. Lo que tengo que intentar evitar es estar solo, sentirme solo, ya que esta situación es mucho más perjudicial que las relaciones en general. Tengo que aprender a saber estar con la gente, aportando cosas buenas, acercarme más a las personas que me hacen estar mejor. Esta actitud me acerca a la buena vida.