Quién soy. Es evidente que soy la continuación de mis padres, también mis padres son la prolongación de los suyos, por lo que yo también soy la prolongación de mis abuelos, de todos mis antepasados, hasta los primeros humanos; pero los humanos son la prolongación de los animales, los animales de los vegetales y antes de los vegetales del agua y minerales; puedo decir que yo, y todos los que estamos vivos, somos actualmente el último eslabón de la cadena. Esto quiere decir que no solo tengo elementos humanos, sino que en mí también hay elementos no humanos como la tierra, minerales, vegetales, el sol, que han sido necesarios para que la vida siga evolucionando. Yo soy mi padre, y también mi madre. Si yo soy ellos, de la misma manera en cómo trate a mis padres me estaré tratando también a mí. Si les hablo bien me estaré hablando también bien a mí.  Si me enfado con ellos me estaré enfadando también conmigo, si los quiero me estaré queriendo a mí, si les quito la palabra me estaré agrediendo también a mí. Todo lo que les haga a ellos, bueno o malo, me lo estaré haciendo también a mí. Mis padres han tenido también a sus padres, que les han causado también las mismas heridas que mis padres me han causado a mí. Es una cadena en la que mis antepasados han ido transmitiendo de padres a hijos los mismas cosas buenas y malas que mis padres me han causado a mí. Ahora yo soy el que, con ayuda de Él Programa, puedo parar la cadena, puedo intentar dejar de pasar, a mis hijos, lo que me ha hecho daño; el mismo daño que también les hicieron sus padres a todos mis antepasados. Saber quién soy me acerca a la buena vida.